Ir al contenido principal

Entradas

Qué hacer en vacaciones: tiempo de ocio creativo para los niños

En el horizonte aparecen las vacaciones y la familia se organiza.
Más allá de determinar con quién quedarán los niños, preocupa cómo ocuparán el tiempo diario.
¿Solución? recurrir a la amplia oferta del mercado: cine, teatro y otras propuestas.

¿Se te ha ocurrido permitir que en vacaciones los niños hagan nada
La pregunta puede sonar extraña si acostumbras a ocupar tu tiempo libre con múltiples actividades.
Entradas recientes

No tengo tiempo: estrategias para analizar y decidir sobre tu vida cotidiana

Para poder transformar esta realidad de “no tengo tiempo para nada” que vivimos las madres, primero cada una debe descubrir cómo es que sucede esto. Ojo que no dije por qué, sino cómo. ¿Cómo es que te quedas sin tiempo? 
En este artículo te propongo herramientas que permiten descubrir cómo se produce tu “no tengo tiempo” de hoy.  Una vez que descubras esto, puedes tomar decisiones al respecto.

¿Cómo describes a tu hijo? La identidad se construye también con palabras

Muchos padres nombramos a nuestro hijo antes de nacer. El nombre es un derecho que le distingue de otros. Y más allá de lo que signifique o represente el nombre en sí, pocas veces tenemos en cuenta que éste nunca queda solo. 
Una vez que el niño nace, su nombre incorpora atributos. Éstos aumentan a medida que el niño crece, y llegan a afectar su manera de ser en el mundo.

¿Cómo escribir las melodías que inventas con tus hijos, si no conoces sobre notación musical?

Inventar canciones con tus hijos únicamente requiere estar presente, de eso hablamos en el artículo anterior. Una vez que la inventaste, el problema es recordar la tonada y la letra de la canción cuando nuestro hijo pide que la cantemos otro día.  Más de una vez me llevé un No, esa no es la canción.

¿Qué se precisa para inventar canciones con los hijos?

Como maestra, muchas veces escuché a los niños contar cómo la luna les había seguido. Pero cuando mi hija vino corriendo diciendo "La luna me sigue", me pareció la primera vez que enfrentaba esa situación. Ella tenía poco más de cuatro años y estábamos afuera, disfrutando la brisa de aquella noche estrellada de verano. En ese marco maravilloso, inventamos una canción a la luna. 

Inventar canciones es algo que a los niños -no sólo a mi hija- les encanta.

Vivencias satisfactorias con sus padres, fortalece la confianza de los hijos

Todo padre lo sabe: jugar es esencial. 
Invertimos tiempo durante los primeros años de la vida maternal para llevarlos a la plaza, jugar con ellos, hablar sobre nimiedades, estimularlos.
Nos cansa, claro. Pero, como padres, lo disfrutamos.

Disfrutar es una de las claves para construir vínculos positivos. Funciona tanto en los vínculos entre adultos como en los vínculos entre niños.
Disfrutar afianza la confianza. Y la confianza que construyes con tu hijo mientras crece, te dará lugar cuando quieras acompañarlo en el tránsito de su adolescencia.
Pero vayamos por partes, que para la adolescencia falta.

Mi madre, y su amor por los libros

Aprendí a leer junto a mi madre, cuando preparaba sus clases de literatura. Tenía por costumbre llamar nuestra atención para compartir algún pasaje. Así vine a escuchar a Horacio, Homero, Sheakespeare, Dante. A Jorge Amado, García Márquez, Neruda, Onetti.  Cualquiera caía en nuestros oídos con aquel“mirá lo qué dice aquí” que largaba al aire para el que quisiera prenderse.
En aquel momento era demasiado niña y estaba eligiendo otras cosas en mi vida. No supe reconocer toda la riqueza de aquellos breves comentarios que intercambiaban mis padres y hermanos. Pero algo quedó latiendo. Y cuando pude ver, vi.

Palabrotas: cuando tu hijo pequeño insulta, ¿qué hacer?

Cuando los niños pequeños dicen “palabrotas” los adultos no sabemos bien cómo actuar.
Por lo general a los padres nos extraña (incomoda, preocupa, desagrada) escucharlas de su hijo. Salimos en busca de estrategias que ayuden a canalizar la situación.

¿Qué hacer cuando mi hijo dice palabrotas?
Y Google responde con miles de sugerencias.

La mayoría de estas sugerencias hacen foco en lo que el niño dice y en cómo el adulto debe evitar festejar lo dicho.
Es un camino posible.
Pero vivimos rodeados de insultos. En el fútbol, en la calle, ¿en casa?

En este artículo quiero invitarte a profundizar el tema de las palabras que tu hijo aprendió.
Debemos educar en un contexto en que esas expresiones forman parte de la cotidianidad. No quiere decir aceptar que reproduzca los insultos.
Averigüemos ¿qué hay detrás de un insulto?, para decidir cómo educar a nuestros hijos ante ellos.