¿Qué se precisa para inventar canciones con los hijos?

Estimulación temprana mediante la música. Estimulación temprana canciones. Crear canciones con los hijos. Madre en obra.

Como maestra, muchas veces escuché a los niños contar cómo la luna les había seguido. Pero cuando mi hija vino corriendo diciendo "La luna me sigue", me pareció la primera vez que enfrentaba esa situación. Ella tenía poco más de cuatro años y estábamos afuera, disfrutando la brisa de aquella noche estrellada de verano.
En ese marco maravilloso, inventamos una canción a la luna. 

Inventar canciones es algo que a los niños -no sólo a mi hija- les encanta.
El ritmo, la cadencia sonora de las palabras con una entonación simple, logra entusiasmar a los niños. Y si en esa creación se incluyen episodios de su propia vivencia, el niño disfruta muchísimo más.

No se trata de componer LA melodía perfecta. El enfoque está en disfrutar. Y a veces se disfruta muchísimo con el juego de sonidos -con o sin sentido- que van permitiendo crear la entonación.

¿Qué se precisa para inventar canciones con los hijos?

Te lo voy a poner en tres palabras; para crear precisas:
  • Corazón
  • Razón
  • Disposición
Las emociones forman parte de nuestra vida cotidiana, y poder reconocerlas es clave. Para crear precisas reconocer lo que siente en tu corazón: amor, ternura, dolor, alegría. Dejar fluir las emociones.

Además, precisas estar con la cabeza despierta. Necesitas la razón. No existe posibilidad de crear si estamos con la cabeza en cualquier parte. Si estás ocupada en temas lejanos a lo que sucede en el aquí y ahora que vives con tu hijo. 

Así que, además de reconocer lo que sientes, precisas tu chispa para unir unas ideas con otras en la canción que crearán. Y aquí entra el tercer ingrediente: disposición. Los niños inmediatamente se dan cuenta cuando los grandes andamos en otra. Haciendo como que estamos metidos en el juego, pero sin estarlo realmente. 

¿Notas que no mencioné que para crear canciones necesitas ritmo, conocimiento musical, entonación?
Porque sin los ingredientes primeros, aunque tengas estos últimos, no te sale una canción de las buenas. Es decir, una canción de las que tocan el corazón de tu hijo y el tuyo mientras la crean.

Por regla general, ten esta frase por norma:
Si vas a hacer algo con tu hijo, fíjate que estés presente. 

La estimulación temprana como acto cotidiano

Soy de las que creo que no importa el objeto sino el sujeto que estimula
Una persona adulta significativa para el niño y con disponibilidad para ello, puede estimular sin objetos diseñados para estimular
Cualquier objeto puede darle ideas para generar en el niño oportunidades de descubrir. Y, cuando esto ocurre, el aprendizaje es posible: la masa de la pascualina, cuidar las plantas de las macetas, ordenar los cubiertos en el cajón, etc. Oportunidades cotidianas para estimular a tus hijos.

En el caso de las canciones, no precisas más que los tres ingredientes anteriores en un ambiente distendido y de confianza. 
Si eres de las que se juzgan, seguramente sentirás que tu canción no es válida. Y no es cierto
Anímate. 
Tu hijo tiene el don de no juzgar. No se lo enseñes. 

Y, si quieres, puedes crear un cotidiáfono para cantarla. 


Comentarios

Entradas populares