Ir al contenido principal

Entradas

Palabrotas: cuando tu hijo pequeño insulta, ¿qué hacer?

Cuando los niños pequeños dicen “palabrotas” los adultos no sabemos bien cómo actuar.
Por lo general a los padres nos extraña (incomoda, preocupa, desagrada) escucharlas de su hijo. Salimos en busca de estrategias que ayuden a canalizar la situación.

¿Qué hacer cuando mi hijo dice palabrotas?
Y Google responde con miles de sugerencias.

La mayoría de estas sugerencias hacen foco en lo que el niño dice y en cómo el adulto debe evitar festejar lo dicho.
Es un camino posible.
Pero vivimos rodeados de insultos. En el fútbol, en la calle, ¿en casa?

En este artículo quiero invitarte a profundizar el tema de las palabras que tu hijo aprendió.
Debemos educar en un contexto en que esas expresiones forman parte de la cotidianidad. No quiere decir aceptar que reproduzca los insultos.
Averigüemos ¿qué hay detrás de un insulto?, para decidir cómo educar a nuestros hijos ante ellos.

Ser madre soltera ¿está de moda?

¿Es que ser madre soltera está de moda?
Un sinnúmero de artículos y programas sobre ser madre soltera dan voz a una realidad que muchas mujeres vivimos a diario. Y eso es bueno. Que se visibilice el tema es sano para todos, como sociedad. Pero creo que, poco a poco, se tiende a intensificar lo maravilloso de esta realidad. Al punto que muchos plantean o dejan entrever, que es mejor ser madre sola que en pareja. Lo que es un disparate, además de una falacia lógica. Es cuando me pregunto ¿qué sucede? En este artículo hablaré sobre: Lo que es moda, ¿no incomoda?El hijo es míoTengo instinto de madre, ¿qué le voy a hacer?El proyecto de ser madreNo lo hagas por moda, porque pasa de moda.¿Es mejor ser madre sola? Lo que es moda, ¿no incomoda? Siguiendo a Georg Simmel: "La moda es una forma particular de vida que procura asegurar una solución de compromiso entre la tendencia a la igualdad social y la tendencia a la singularidad individual" (citado por Zigmunt Bauman en La cultu…

Rabietas: una oportunidad para educar a tu hijo

Gestionar emociones no es nada sencillo, ni para los adultos ni para los niños. Y, cuando existe un público que mira u opina, la situación aún es más compleja.

Soy de las que pienso que, si un niño de alrededor de dos años no hace berrinches o tiene conductas de oposición a los adultos, deberíamos preocuparnos. Pero que sea natural que un niño a esta edad realice escenas no gratas, no quiere decir que actuemos con indiferencia.

Las rabietas, u otras conductas de ese tipo, señalan que tu hijo está creciendo.
El niño expresa su necesidad de separarse, de reconocer que es diferente a quienes le cuidan. Y, como no tiene demasiadas herramientas emocionales, utiliza el llanto, pataletas y conductas del estilo.

El asunto es Cómo educar a tu hijo más allá de las rabietas que hace. 

Madre soltera: vencer el miedo es tu primera tarea

Cuando una mujer casada se entera que está embarazada, comparte la noticia con su esposo y quienes la rodean. Todos acogen la novedad con alegría. La comparten, la llenan de anécdotas deliciosas.
Y la madre se siente contenida ante la complejidad que se avecina. Cuando una mujer sola se entera de su embarazo ocurre lo contrario. Mira que el test salió positivo y siente miedo, no alegría.

Conflictos familiares. ¿Qué hacer si mi hijo pequeño no quiere volver del parque?

Cuando participamos en un conflicto familiar, lo que deseamos es resolverlo.
En este apuro, no siempre tenemos en cuenta el camino de resolución.
De hecho, en medio de la tensión, es normal que el camino nos dé lo mismo siempre que lleve a una salida y a la paz familiar.
Como no da lo mismo, necesitamos observar el camino: Existen diferentes maneras de resolver conflictos familiares, como señalé en Resolver conflictos familiares. Comprender la historia (ver debajo de: Cómo se resuelven tradicionalmente los conflictos).  No todos los caminos llevan a un estilo de familia sano.
A la hora de resolver conflictos conviene tener presente estos dos puntos:  Cuando el conflicto es con tu hijo, no olvides que estás educando.El modo de resolución tiene consecuencias, que serán diferentes de acuerdo al camino elegido: el de ganar-perder o el de ganar-ganar. En este artículo hablaré sobre un estilo de resolución de conflictos en que todas las partes involucradas ganan.

Cómo resolver conflictos familiares. Comprender la historia

Tienes que saber que vivir conflictos en la familia no es sinónimo de violencia familiar. Si sufres o ejerces violencia, no esperes más. La violencia familiar nunca es constructiva. Pide ayuda

Como planteé en el artículo anterior, son las diferencias esenciales, producto de la particularidad de cada integrante de la familia, las que generan los conflictos familiares.
Cuando ocurren situaciones (grandes o pequeñas) que dejan en evidencia las diversas maneras de enfrentar y resolver una situación, detona un conflicto.
Las situaciones detonantes no son responsables de los conflictos, pero sí de cómo se manifiestan a la interna de la familia.  Esto puede resultar extraño; cada persona adulta puede decidir cómo actuar ante una situación incómoda o inaceptable.

En este artículote ofrezco ciertas pautas para minimizar el impacto de los detonantes y transitar, en forma constructiva, el conflicto.
Para ello voy a describir, de manera sucinta cómo se resuelven tradicionalmente los conf…