Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Madre soltera: vencer el miedo es tu primera tarea

Cuando una mujer casada se entera que está embarazada, comparte la noticia con su esposo y quienes la rodean. Todos acogen la novedad con alegría. La comparten, la llenan de anécdotas deliciosas.
Y la madre se siente contenida ante la complejidad que se avecina. Cuando una mujer sola se entera de su embarazo ocurre lo contrario. Mira que el test salió positivo y siente miedo, no alegría.

Conflictos familiares. ¿Qué hacer si mi hijo pequeño no quiere volver del parque?

Cuando participamos en un conflicto familiar, lo que deseamos es resolverlo.
En este apuro, no siempre tenemos en cuenta el camino de resolución.
De hecho, en medio de la tensión, es normal que el camino nos dé lo mismo siempre que lleve a una salida y a la paz familiar.
Como no da lo mismo, necesitamos observar el camino: Existen diferentes maneras de resolver conflictos familiares, como señalé en Resolver conflictos familiares. Comprender la historia (ver debajo de: Cómo se resuelven tradicionalmente los conflictos).  No todos los caminos llevan a un estilo de familia sano.
A la hora de resolver conflictos conviene tener presente estos dos puntos:  Cuando el conflicto es con tu hijo, no olvides que estás educando.El modo de resolución tiene consecuencias, que serán diferentes de acuerdo al camino elegido: el de ganar-perder o el de ganar-ganar. En este artículo hablaré sobre un estilo de resolución de conflictos en que todas las partes involucradas ganan.

Cómo resolver conflictos familiares. Comprender la historia

Tienes que saber que vivir conflictos en la familia no es sinónimo de violencia familiar. Si sufres o ejerces violencia, no esperes más. La violencia familiar nunca es constructiva. Pide ayuda

Como planteé en el artículo anterior, son las diferencias esenciales, producto de la particularidad de cada integrante de la familia, las que generan los conflictos familiares.
Cuando ocurren situaciones (grandes o pequeñas) que dejan en evidencia las diversas maneras de enfrentar y resolver una situación, detona un conflicto.
Las situaciones detonantes no son responsables de los conflictos, pero sí de cómo se manifiestan a la interna de la familia.  Esto puede resultar extraño; cada persona adulta puede decidir cómo actuar ante una situación incómoda o inaceptable.

En este artículote ofrezco ciertas pautas para minimizar el impacto de los detonantes y transitar, en forma constructiva, el conflicto.
Para ello voy a describir, de manera sucinta cómo se resuelven tradicionalmente los conf…

Conflicto familiar no es violencia familiar. ¿Qué es entonces?

Los conflictos familiares generan tal impacto, que algunas familias llegan a cuestionarse si pueden continuar juntos.
Aquí conviene aclarar: conflicto no es sinónimo de violencia.
Si vives situaciones de violencia familiar, pide ayuda ahora.
Volviendo al tema, en Internet encontrarás opiniones de todo tipo sobre las causas de los conflictos familiares. 
Algunos sugieren que la causa está en la falta de límites, en no plantear reglas familiares claras.Otros señalan que los conflictos se deben a padres demasiado permisivos.Hay quienes los atribuyen a luchas de poder entre adultos. A intervenciones de personas ajenas a la intimidad familiar (abuelos, por ejemplo). Estas afirmaciones tiene su cuota de acierto si referimos al detonante del conflicto. Ninguna de ellas señala lacausa del conflicto.

Educar y emprender: ¿Qué tiene en común educar hijos con un emprendimiento económico?

¡Absolutamente nada!, respondo siguiendo mi primera impresión.  Como pocas veces quedo en las primeras impresiones, la idea siguió rondando en mi cabeza.  Y descubrí algunas similitudes.

1.- Actuar aceptando la originalidad. Esta es una de las claves del éxito en ambas tareas.