Arreglos en casa: tips para pedir presupuesto

Tú lo sabes, MadreEnObra: hay reparaciones en la casa que son sencillas. Arreglos que, con algo de maña y algunas precauciones, puede hacer una misma.
Pero hay veces que conviene llamar al técnico, aunque lo sepas hacer. Cuando llames a un obrero, ten en cuenta lo siguiente:
Madre en obra. Reparaciones del hogar


1.- Investiga sobre qué tienes que arreglar.


Antes de llamar al obrero, y especialmente si no lo conoces, averigua qué tipo de reparación precisas tu casa.
Por ejemplo, imagina que se ha estropeado una pared.
  • Si tu pared tiene revoque y en la zona afectada ves el ladrillo, el obrero deberá picar hasta el ladrillo antes de comenzar a reparar. No sirve que con la espátula saque algo de revoque. Precisa picar. Después debe revocar con gruesa, con fina, preparar la pared y por último, pintar.
  • Si no ves el ladrillo, por lo general basta con sacar el revoque de fina y comenzar desde ahí la reparación
  • Si sólo es la pintura descascarada, es suficiente con poner enduído antes de pintar.
Así que, averigua qué tarea necesitas hacer. Si no tienes un conocido que te oriente, busca en Internet.

2.- Pide varios presupuestos.


Ya averiguaste algo sobre el problema. Llamas a un albañil y te indica lo que conviene hacer.
Bueno. Pues pide un segundo presupuesto (y un tercero, si puedes).
No para hacerlos perder el tiempo o ver cuál es más barato.
Sucede que varias miradas enriquecen la solución. 

En general, aunque el presupuesto sea el mismo, hay diferencias en lo que ofrece uno y otro:
  • En la tarea que van a realizar, 
  • o en el cuidado que ofrecen dar a otras zonas de la casa (por ejemplo, el piso), 
  • o porque algunos indican que retiran los escombros y otros te los dejan para que los retires tú.

Solicita que te envíen el presupuesto por escrito (correo electrónico o que te lo den en la mano, pero que quede escrito)Sí, MadreEnObra. Soy pesada.
Pero después de tanta mala racha que viví, cuido ciertos detalles.

Cuando tengas el presupuesto, lee y compara qué es lo que dice cada uno.

3.- Si demora en mandarte el presupuesto, no lo contrates.


Si el obrero es informal en esta etapa, imagínate lo que será cuando empiece la obra.
No importa si es baratísimo. A la larga, odiarás tener un mes la obra en tu casa a medio terminar.

No te dejes engañar por lo encantador que es. O lo atento. O lo que sea.
Tú quieres alguien que cumpla en forma con la tarea.
Salvo que te haya avisado que surgió un imprevisto y demorará en pasar el presupuesto, no lo contrates.



    4.- Averigua el precio de los materiales que se necesitarán.


    Cada reparación requiere materiales diferentes.
    Por ejemplo:
      • Si se necesita hacer revoque grueso: precisas portland, arena, (cal a veces) fina, enduido y pintura
      • Si se necesita revoque fino: fina. Además: enduido y la pintura
      • Si sólo saltó la pintura: enduido, pintura

    Averigua en una barraca o similar, el precio y rendimiento de los materiales. 
    • Por ejemplo, un kilo de enduído -por lo general- rinde como para dar todas las capas en una reparación pequeña en el baño. 
    • La fina es una preparación de cal, arena fina y algo de cemento que viene lista. Se da al terminar el revoque "grueso". De esa manera queda una capa lisa. Puedes pintar sobre ella, pero la terminación queda mucho mejor si pones enduído. Además, la pared con enduído absorbe menos pintura. Averigua en la barraca el precio de la bolsa de fina; es muy económica.
    • Si se precisa revocar y dar fina, debes esperar que seque muy bien. Sabes que está seco porque el revoque queda claro. Demora alrededor de un mes.
    • Cada capa de enduído debe esperar a que seque la anterior. 4 horas por lo general es suficiente, aunque si son días soleados, secos, puede secar antes de ese tiempo.
    • Conviene dar dos capas de pintura, por lo menos. Y aquí tienes que estar atenta: NO ES LO MISMO DAR DOS CAPAS QUE UNA CAPA ESPESA DE PINTURA. La adherencia es diferente. Como es menos trabajo dar una sola mano, quizá dice que no se precisan dos capas. Pues hazle cumplir lo que presupuestó.
    La decisión debe ser tuya MadreEnOBra. 
    Pero ten presente que se gasta la misma cantidad de pintura y no queda igual. 

    Nos vemos en la próxima.
    Y comparte este artículo.
    Puede ayudar a otras madres que estén necesitando realizar reparaciones en casa.

    Comentarios